ES | EN

ESTRUCTURAS DE LO APARENTE

Pipilotti Rist

27 Julio de 2010 - 26 Septiembre de 2010

Espacio de exhibición: Cubo y Galería

Curaduría: Karla Rolandini

Lungenflügel (Lóbulo del pulmón) es una instalación audiovisual realizada por Pipilotti Rist y su taller en el 2009. Este trabajo fue llevado a cabo paralelamente a Pepperminta, primer largometraje dirigido por la artista mostrado en el Festival de cine de Venecia en el 2009, en el Sundance Film Festival y en el Miami International Film Festival, ambos en el 2010; y a Pour Your Body Out (7354 Cubic Meters), megainstalación ubicada en el Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York de noviembre del 2009 a febrero de 2010. Los tres trabajos comparten iconos, símbolos y secuencias videográficas que los convierten en variaciones de la misma obsesión de la artista. Lungenflügel viene a México tras haber sido presentada en la exposición Elixir, en el Boijmans van Beuningen de Rotterdam y en el Kiasma Museum of Contemporary Art de Helsinki.

 

Pipilotti invita al público a ser testigo de una de sus reflexiones acerca del mundo. Este relato parte ficción y parte expresión de la realidad está constituido como un registro de su psique nutrido por aspectos cinematográficos, literarios, oníricos y musicales con los que la artista ha construido escenas imaginarias, simbólicas y de fantasía.

Cada imagen tiene una potencia visual reforzada por la apariencia que Rist otorga al video aprovechando la fuerza del color como medio para reconectar nuestros sentidos con el exterior. Igualmente, la cualidad “ambiental” de la instalación genera la idea de un  espacio contenido dentro de otro, creando una atmósfera donde es posible sumergirse en el imaginario de la artista y su testimonio caótico del entorno.

 

Desde su título, el video hace constante referencia a elementos orgánicos, e incluso está articulado en loop para acentuar la idea de un proceso circular y cíclico. El cerdo, el gusano de tierra, flores, frutas y agua están vinculados entre sí, pero sobre todo están asociados a la humanidad, representada y simbolizada por Ewelina Guzik, quien aparece como un ser en estado natural, casi salvaje y estrechamente vinculado a lo paradisiaco. Las demás apariciones antropomorfas se desplazan entre este mundo puro y uno civilizado, y aunque también interactúan con los otros elementos presentes en el video, la relación es claramente distinta.

 

Rist logra a través de estallidos visuales convertir al público en testigo de su mensaje, que pareciese especular a través de fantasías sobre situaciones reales, mezclando las líneas entre ficción e información.

La presencia de la humanidad, la pérdida de lo instintivo al transitar de lo paradisiaco a lo civilizado, lo carnal, lo sexual y lo femenino son pistas sueltas que el espectador habrá de recorrer para construir un paisaje propio y hacer un nuevo uso del mundo que la artista nos ha presentado.

 

Lungenflügel es una pieza representativa de las maneras de producir arte contemporáneo. Pipilotti Rist asume la cultura del uso como una actitud, se sirve de formas ya existentes para resignificarlas y construir nuevos soportes de experiencias que no pretenden tener un discurso lineal sino la presentación de circunstancias desarticuladas, imágenes caóticas, cartografías móviles que otorguen la posibilidad de itinerar por las escenas, entrelazarlas y generar una impresión personal. Es decir, Lungenflügel es una obra en constante movimiento y cambio, su visualidad imbricada le convierte en un organismo en fluctuación constante que jamás podrá ser aprehendido en su totalidad. La pieza es por lo tanto reconfigurada tantas veces como ésta sea percibida, dotándola de sentido, estabilidad o como diría Bourriaud.

 

Así, la sensualidad inherente a la obra tiene la intención de resaltar la belleza de la realidad, construyendo múltiples escenarios que se deslizan unos sobre otros como agentes del deseo, en donde el acto de mirar será en potencia, el impulso y punto de partida para construir nuevos relatos, pues como apunta Nelson Goodman “el hacer mundos comienza con una versión y termina con otra.”


Karla Rolandini

-Curadora-