Dejándole algo a la suerte

dejando

Wilfredo Prieto:

Del 4 de octubre al 12 de noviembre de 2012

Dejándole algo a la suerte, proyecto del artista Wilfredo Prieto (1978), explora el concepto procesual de la creación. Prieto prioriza, sin la intervención de un curador, el taller como un lugar  generador de ideas frente al espacio de exhibición. La pieza es un ejercicio donde los roles clásicos del museo son transgredidos señalando los procesos que delimitan la producción artística. Prieto mudó su estudio hacia la galería de la Sala; y si bien el estudio no forma parte de la muestra si se trasladó el proceso artístico a la institución, haciendo participe de su trabajo al público general.

Día a día, se genera un proyecto que será exhibido en el museo. Toda nueva producción se presentará  al público con su respectivo ejercicio protocolario de inauguración, poniendo a prueba el carácter selectivo del ejercicio curatorial, así como los procesos de producción y difusión de la institución, señalando las dinámicas que construyen el discurso artístico y museístico. El artista extiende la deconstrucción canónica hacia el público, delatando cómo la definición de arte conlleva un proceso colectivo de aceptación.

Para Prieto, comprender el posicionamiento de David Alfaro Siqueiros ante la obra que alberga la Sala de Arte Público ha sido trascendental, pues los ejercicios muralísticos fueron un espacio de ensayo y error constante en su investigación pictórica. Estas estrategias marcan así el proceso de trabajo que Wilfredo Prieto desarrollará en la Sala por un período de 45 días. El error conlleva al accidente, provocando un momento artístico que para Wilfredo se convierte en uno de sus principales ejes de trabajo, cuestionando el carácter ontológico del arte.

Finalmente, la obra de Prieto se ha destacado internacionalmente por sostener un diálogo riguroso, atento y provocador sobre los aspectos formales que subyacen la producción artística. Su gesto es sutil, cínico y directo, más carece de prejuicios hacia materiales y significados. La metodología ilustra una mirada crítica , refrescante, que se aprovecha de algunas de las estrategias del post-Minimalismo y  Conceptualismo desde la cotidianidad. Wilfredo ha logrado resignificar como una investigación formalmente estética puede resultar en una propuesta agudamente política, que le ofrece a su público una reflexión sobre la realidad.

Ir a la página de la exposición